Jóvenes seminaristas eligen servir a África como misioneros

Los jóvenes del Centro de Formación de la Sociedad para las Misiones Africanas en Benín han elegido servir a África como misioneros. «He ejercido mi misión de manera un tanto especial en Calavi, donde la SMA tiene un centro de formación internacional para sus seminaristas de los distintos continentes», escribió el padre Filippo Drogo al final de los cinco años de formación de los seminaristas de la SMA.

«Al final de este viaje, nuestros jóvenes seminaristas se van con una idea en el corazón que les motiva a dedicar toda su vida a la misión en África: es la idea que inspiró al fundador de SMA, monseñor de Brésillac: ‘Ir hacia los más abandonados’».

El padre Drogo insiste en que los pobres, los abandonados, por desgracia, siempre están ahí. «Debemos estar atentos para escuchar hacia dónde nos lleva el Espíritu, para entender cuáles son las pobrezas hoy, y quiénes son los más abandonados en la actualidad».

«Al llegar aquí -concluye el misionero- descubrí la Iglesia de Benín: una Iglesia consciente de que la fe fue llevada a África gracias al don de la vida de tantos misioneros. Muchos sacerdotes del país crecieron bajo el amparo de los padres SMA y de las hermanas misioneras que vinieron de Europa, y a ellos les deben todo: la transmisión de la fe, pero también la ayuda material, la construcción de iglesias y seminarios».

«Es una Iglesia joven que vio llegar a los primeros misioneros tan sólo hace 160 años. Una Iglesia fresca, que tiene ganas de implicarse, y de hacer opciones evangélicas radicales. Su dinamismo es una riqueza, es un aspecto importante de lo que he vivido en estos cinco años, y lo llevaré conmigo cuando vuelva a Italia. Intentaré transmitirlo a nuestras comunidades cristianas en Italia y en Europa», concluyó.

Crédito de la nota: Agencia Fides.

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas