26 septiembre, 2022

Los campamentos escolares para niños ucranianos llegan a Italia

La guerra en Ucrania sigue teniendo un impacto devastador en las familias y en particular en los niños. Cáritas Italia ha respondido con prontitud a la petición de las dos Cáritas del país invadido, Cáritas Spes y Cáritas Ucrania, de ofrecer hospitalidad a un grupo de menores durante el periodo estival.

Campamentos escolares en Lombardía y Toscana

«Es preocupante saber que estamos perdiendo la generación de nuestro futuro», denunció en mayo el padre Vyacheslav Grynevych, director de Cáritas Spes. Al fin y al cabo, los niños son más vulnerables que nunca y corren el riesgo de olvidar la dimensión escolar y de ocio propia de su edad, precisamente por la guerra que dura ya casi seis meses. En coordinación con la red internacional, Cáritas Italiana se mantiene cerca de la población afectada, apoyando también a sus homólogos de los países vecinos en la acogida de los que huyen, y garantizando las acciones necesarias para satisfacer las necesidades más urgentes. Contribuye, gracias a la disponibilidad de las distintas diócesis, a la acogida de los que llegan a Italia. Así, en Lombardía y Toscana, 192 menores de entre 1 y 18 años con sus acompañantes encontrarán alojamiento temporal.

La apertura de muchas familias italianas

«Para los que viven ahí, poder acercarse y ofrecerse como voluntarios para ayudar sería muy valioso», continúa Laura, que advierte de la necesidad de organizar otras iniciativas similares en un futuro próximo. «Muchas realidades, varias familias, se han abierto a la recepción. Ahora surgen toda una serie de preguntas sobre cómo, por ejemplo, gestionar la asistencia a la escuela». A este respecto, el padre Grynevych relató que «también hay un gran vacío en la educación; la guerra lo ha agravado todo. Aunque al menos la formación a distancia está garantizada para muchos, no es lo mismo que estar y vivir la escuela».

Así que ahora se plantea el problema de los que ya han llegado como refugiados hace meses y piensan quedarse en Italia, en su mayoría mujeres y niños. «La situación sigue pendiente para muchas familias que han llegado a Italia», continúa Stopponi. «Están experimentando una gran ansiedad porque realmente no saben qué hacer, la guerra no da señales de detenerse».

La ayuda de Cáritas en Ucrania

El proyecto de Cáritas es posible gracias a la cooperación con Acli y al apoyo de las Cajas de Crédito Cooperativas. Los jóvenes, que llegarán en autobús, afrontando un largo viaje, tendrán la oportunidad de pasar un periodo fuera del trágico contexto bélico en el que está inmerso su país, en condiciones de seguridad y serenidad, lo que se espera que alivie su tensión psicológica y les ayude con una inyección de confianza en el futuro.

También para las comunidades de acogida será una valiosa oportunidad de encuentro y enriquecimiento, un impulso vital y generador. Mientras tanto, las solicitudes de ayuda aumentan y Cáritas Ucrania está trabajando para dar una amplia respuesta en todo el país.

Cáritas Ucrania cuenta con 42 centros, 448 centros parroquiales y 129 refugios para los afectados por la guerra. Cáritas Spes ha activado más de 15 mil instalaciones (centros de acogida, comedores, etc.) también en algunas zonas de primera línea, 2 centros de recogida y almacenamiento de bienes humanitarios, en Lviv y Mukachevo, 6 centros regionales de almacenamiento y clasificación de bienes humanitarios, 24 centros locales de distribución de ayuda humanitaria, un centro de llamadas dedicado a la orientación de las personas que regresan a Ucrania.

Caritas Ucrania y Caritas Spes han ayudado hasta ahora a unos 3,4 millones de personas proporcionándoles refugio y cobijo, protección, alimentos y artículos de primera necesidad, agua y saneamiento, y asistencia médica.

Crédito de la nota: Vatican News.