28 enero, 2023

Un nuevo capítulo de esperanza e inspiración para el pueblo de Dios en Sudán del Sur

La próxima visita ecuménica prevista para principios de febrero a Sudán del Sur, que verá al papa Francisco junto al Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el moderador de la Iglesia de Escocia, Iain Greenshields, podría llevar una paz duradera a la nación más joven del mundo.

Esta es la esperanza del Arzobispo Hubertus van Megen, Representante del Santo Padre en Sudán del Sur y Nuncio Apostólico en el país del centro-este de África, que describe el acontecimiento como «un nuevo capítulo de esperanza e inspiración» para el pueblo de Dios en el país.

«Se abrirá un nuevo camino de esperanza para Sudán del Sur porque el Santo Padre vendrá a darnos valor y a traernos la paz que hemos estado esperando», ha dicho el arzobispo van Megen en referencia a la visita ecuménica prevista del 3 al 5 de febrero. «Debemos rezar por esta reunión que llevamos tanto tiempo esperando y cuyo objetivo es llevar ayuda al país», ha comentado, instando a los fieles del país.

El Nuncio Apostólico ha invitado a toda la población a participar en la oración en comunión con estos grandes líderes «porque sus mensajes nos darán esperanza para superar los desafíos que estamos atravesando. La visita quiere confirmar todo el compromiso y la voluntad de la Iglesia católica para llevar y mantener la paz en este lugar».

Según el programa y el itinerario difundidos por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el papa Francisco realizará, del 31 de enero al 5 de febrero, su viaje a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, previamente aplazado. Está previsto que la visita comience en Kinshasa y finalice en Juba.

Crédito de la nota: Agencia Fides.