Ayuda humanitaria y vacunas para miles de niños sirios

20/02/19

Es el mayor reparto de ayuda humanitaria desde que empezó la crisis en Siria hace casi ocho años: 118 camiones, 30 de ellos con artículos de primera necesidad con suministros sanitarios y nutricionales para aproximadamente 20 mil niños y madres, así como kitsde higiene para más de 40 mil personas, kitsrecreativos y suministros educativos para más de 8 mil menores.

En Rukban, frontera con Jordania, un equipo encargado de la salud de Unicef inmunizó a miles de niños durante 9 días. Un trabajo sin pausa que supone «un poco de luz en medio de la oscuridad» que predomina desde que empezó la guerra.

Se trata del resultado del trabajo conjunto de Unicef, Naciones Unidas y la Media Luna Roja Árabe Siria en uno de los puntos más afectados por el conflicto armado en la que el acceso a los servicios sanitarios es extremadamente limitado.

En esta zona no hay médicos titulados y en las clínicas no hay suministros suficientes (al menos ocho pequeños, la mayoría recién nacidos, han muerto en los últimos dos meses).

«Los niños en Rukban y otras zonas de Siria siguen luchando por su supervivencia y necesitan ayuda urgente. Este convoy nos ha permitido distribuir la ayuda que necesitan desesperadamente algunos de ellos», asegura Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, explicando que los meses de invierno han sido increíblemente duros ya que su salud está debilitada por la mala nutrición y sus paupérrimas condiciones de vida.

El conflicto en Siria ha provocado una gran cantidad de desplazamientos, obligando a millones de niños a moverse a diferentes zonas dentro del país o hacia países vecinos.

Como resultado, los esquemas rutinarios de vacunación se han interrumpido o cortado a pesar de ser muy importantes para evitar enfermedades prevenibles, por lo que tienen ahora un mayor riesgo de contraer enfermedades como la poliomielitis y el sarampión.

Antes del conflicto, la cobertura de inmunización en Siria era de aproximadamente 95 por ciento. En la actualidad, la situación es muy crítica.

Al respecto, Unicef está distribuyendo gran cantidad de suministros para asegurar que las vacunas llegan a toda la región, y apoyar así a los aliados en todos los sectores para que puedan concienciar a las comunidades sobre la importancia de vacunar a los niños.

vaticannews

crédito de foto: UNICEF

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *