Fiesta Mexicana de la Lactancia

unicef

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna realizada del 1 al 7 de agosto se destaca los impactos positivos de esta práctica en la salud y el desarrollo integral de la infancia, así como el bienestar de las madres, las familias y la sociedad.

Este año, en el marco del 30 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, es central replantear los esfuerzos y la acción coordinada para hacer de la lactancia una práctica sostenible en México que le asegure a cada niño y niña la mejor alimentación desde el inicio de su vida.

«La leche materna es sin duda el mejor alimento que un bebé puede recibir al ser fuente de nutrientes que fortalecen su sistema inmunológico y digestivo. Las virtudes de la leche materna no sólo son valiosas durante los primeros años, sino que también ayudan a la salud en el largo plazo, pues disminuyen las probabilidades de sufrir enfermedades no transmisibles, tales como diabetes, colesterol elevado, diferentes tipos de cáncer y obesidad», explicó en el evento Catalina Gómez, jefa de Política Social de UNICEF México.

En México, durante sus primeros seis meses de vida, sólo 31 por ciento de los bebés reciben lactancia materna exclusiva (ENIM 2015). Esto significa que sólo 3 de 7 niños están siendo nutridos únicamente con leche materna y el resto están recibiendo otro tipo de alimentos, lo cual dista de ser lo óptimo, según las prácticas promovidas por la Organización Mundial de la Salud.

Unicef

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *