Alerta AMBER: origen de los boletines de menores desaparecidos

informador.mx

24/02/20

Cuando un niño desaparece, ya sea porque está extraviado o fue raptado, cada minuto que pasa y cada persona que pueda colaborar es de vital importancia.

Ese fue el reclamo de los familiares de Fátima Aldrighett, la niña de 7 años de edad que murió luego de ser raptada y torturada y cuya búsqueda inmediata por la policía se demoró por la burocracia de las autoridades de Ciudad de México.

«No es posible que hayan pasado tantos días y que la familia haya sido la que haya dado las pistas, que haya tenido que dar todo el trabajo para que se encontrara hoy a Fátima… No es posible que se hayan perdido horas fundamentales para dar con ella. Fátima pudo haber sido encontrada con vida, pero nadie nos hizo caso», dijo Sonia López, tía de Fátima, al tiempo que las autoridades reconocieron que hubo omisiones en el caso.

Una de las fallas que denunció la familia fue la demora en el lanzamiento de la Alerta Amber, un sistema de publicación de boletines de emergencia cuyo concepto nació hace más de 20 años en Estados Unidos.

Amber Hagerman, una niña de 9 años, fue secuestrada cuando jugaba en su bicicleta en los suburbios de Dallas, Texas, en 1996. Fue encontrada muerta cuatro días después. La falta de un sistema efectivo y estandarizado para pedir el apoyo de la ciudadanía en ese entonces llevó a la creación de este protocolo que, luego de un tiempo, la ley de Texas adoptó y afinó con información estandarizada.

Los boletines de esta Alerta contienen la foto del menor extraviado, sus datos y señas particulares, cómo vestía la última vez que se le vio, dónde estaba, e información de contacto con las autoridades y familiares, así como información relevante sobre su desaparición. Además de boletines, también se emite la información a través de mensajes de texto a celulares y transmisiones de televisión y radio en un área determinada, además de que se despliegan los datos en pantallas de tráfico e instituciones gubernamentales.

Algunos críticos sostienen que esta Alerta ha tenido un bajo nivel de recuperación para niños en Estados Unidos: 985 de miles de casos en casi dos décadas, por lo que cuestionan su efectividad.

México, entre otros países de América Latina, ha implementado este modelo de avisos para recuperar de manera rápida y segura a los niños, sin embargo, aún falta mucho por afinar.

Fuente: informador.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *