«Sin escuela, sin refugio»: rueda de prensa virtual

africafundacion.org

24/06/20

El pasado 20 de junio se celebró el Día internacional de los Refugiados, en ese contexto «Entreculturas» realizó una rueda de prensa virtual titulada: «Sin escuela, sin refugio». Según la organización, en el mundo hay más de 7 millones de menores refugiados en edad escolar. Al cerrar las escuelas como medida de prevención contra el coronavirus, se dejó a muchos niños sin su «refugio, sin su espacio de protección y de aprendizaje, sin su espacio para ser niñas o niños». Esta asociación recordó que sin la escuela vuelven a estar más expuestos a situaciones de violencia, falta de alimentación, falta de acceso al agua potable y, por supuesto, a la educación.

«La escuela, no es sólo una escuela. Es un camino seguro, es un día sin violencia, es una oportunidad para elegir un futuro, es un sueño por cumplir, es dignidad y respeto, es valiente, acoge y defiende. La escuela es tierra sagrada, es posibilitadora de oportunidades y refugio para millones de niños y niñas».

En la rueda de prensa participaron los representantes de «Entreculturas», Lucía Rodríguez, responsable de incidencias»; Luca Fabris, responsable de la Cooperación Internacional África; Elena González, directora de programas de Servicio Jesuita a Refugiados en Chad; Farida Fadoul Nasser, menor refugiada urbana en Yamena, Chad; Rayhana Itani, coordinadora pedagógica del Servicio Jesuita a Refugiados en Líbano en Baalbek; Óscar Javier Calderón, director regional del Servicio Jesuita a Migrantes Latinoamérica y Caribe.

En medio de la pandemia, la migración continúa, porque siguen los conflictos internacionales e internos. Según datos de dicha agrupación, desde hace 10 años la cifra de personas desplazadas forzosamente no ha parado de aumentar, hasta alcanzar los actuales 70.8 millones. 1 de cada 4 niños y niñas sin escolarizar vive en un contexto afectado por crisis.

Los expertos dieron datos alarmantes que ha dado la ONU, sobre la situación de la mayoría de niños y niñas refugiados. Y cómo «el cierre de las escuelas provocado por el Covid-19 tiene consecuencias devastadoras en sus vidas: dificultando que continúen formándose, afectando a su alimentación diaria, ya que muchos menores realizan la comida fuerte del día en la escuela, obstaculiza también el acceso a agua potable, influye directamente en su falta de protección ante la violencia y en el aumento de los abusos y la explotación y en concreto, para las niñas, supone una mayor exposición a la violencia física y/o sexual y el aumento de embarazos precoces, matrimonios infantiles o mutilación genital femenina».

vaticannews.va

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *