Navidad de esperanza en el Dispensario Santa Marta

el periodico.com

23/12/20

Desde el 17 de diciembre, día del cumpleaños del papa Francisco, el Dispensario Pediátrico Santa Marta de El Vaticano ha encontrado la manera de llegar a más de 200 familias pobres con niños para entregar un paquete navideño que les permitirá vivir estos días festivos con más tranquilidad.

El Dispensario no cierra «por la pandemia». Al contrario, se relanza, más que nunca en Navidad. Se distribuyeron turrones y pan dulce, pero también bienes de primera necesidad y productos específicos para niños, como pañales y comida para bebés.

Esta acción de solidaridad fue posible gracias al apoyo del Papa, siempre atento a las familias del Dispensario, y de Pro Infancia de Roma y, en particular, a la generosidad de los atletas y empleados del grupo deportivo Fiamme Gialle que, junto con la Athletica Vaticana, están desde hace varios años al lado de las familias pobres y de los voluntarios que las asisten.

«Entregamos 475 paquetes navideños al Dispensario Santa Marta y a la Comunidad de San Egidio y ofrecimos el almuerzo de Navidad a 70 familias indigentes» explica su responsable general.

La alimentación y la ropa, sin perder de vista la «cultura del encuentro», son fundamentales para que las familias más necesitadas puedan afrontar este difícil momento. «Llevo en mi corazón el rostro de una joven africana, madre de un niño de dos años y que ahora espera otro, que se presentó ante la puerta del Dispensario para pedir, en primer lugar, un poco de esperanza. Estamos preocupados porque el trabajo es escaso –nos dijo– pero de todos modos queremos celebrar con nuestros hijos en Navidad, tanto como podamos. Sí, con un hermoso árbol y luces porque los niños son un signo de esperanza, son nuestro futuro».

Recordemos que mañana es Noche Buena y el 25 de diciembre, Navidad. Celebremos este cumpleaños del Niño Dios entre nosotros. Aunque este año será muy diferente a lo que hasta hoy conocíamos, un gesto muy bonito es compartir. En compañía de nuestra familia, compartamos nuestros alimentos, una despensa, ropa en buen estado… y obsequiémosla a alguien que lo necesite. ¡Te deseamos una Navidad solidaria y compartida! Y ya sabes, a cuidarnos del Covid-19 con la sana distancia, lavándonos las manos y quedándonos en casa.

Con información de:

vaticannews.va y La Redacción

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas