Música, instrumento de alegría y fraternidad para los niños

En la época de la pandemia, la música puede ser, especialmente para los niños, una experiencia alegre y edificante, capaz de dar nuevas esperanzas. Con esta convicción, la World Youth Orchestra Foundation lleva a Marruecos el proyecto «WYO4CHILDREN», gracias al apoyo de la «Culture and Art Foundation», con sede en Roma. La iniciativa, de carácter intercultural e interreligioso, dirigida a las niñas del «Childhood Protection Center for Girls» de Fez, permitirá a las jóvenes participantes encontrar una dimensión de alegría y felicidad, a través de la experiencia de hacer música.

«El lenguaje universal de la música puede llenar el vacío educativo, humano y social provocado por la crisis sanitaria y económica, al tiempo que contribuye a reducir la distancia entre las personas, gracias a la alegría de la fraternidad, de estar juntos y hacer música juntos», explica la Fundación World Youth Orchestra. Las beneficiarias serán 27 jóvenes estudiantes del Centro de Protección de la Infancia para Niñas de Fez, con antecedentes familiares y personales difíciles. Estarán a cargo, entre otros, de Rachid Alami e Ismail Atik, profesores que forman parte de la gran familia de la World Youth Orchestra en todo el mundo. Las chicas seguirán desde marzo de 2021 hasta marzo de 2022 en un curso largo que incluye 160 horas de clases de canto y propedéutica musical y 240 horas de clases de guitarra. «La cultura musical italiana – explican -, se fundirá con la marroquí», en una experiencia de comunión entre los pueblos y culturas del Mediterráneo.

«Las artes desempeñan un papel fundamental en el crecimiento cultural y espiritual y en la formación de la conciencia, anulando las diferencias en favor de la inclusión social y el diálogo entre los pueblos», explica el profesor Emmanuele F. M. de la Fundación Cultura y Arte. «En este momento de crisis mundial, el proyecto WYO4CHILDREN pretende fomentar el desarrollo de la creatividad, al tiempo que permite a los maestros hacer música en un momento en que la actividad concertística se ha suspendido. Al mensaje de armonía universal de la World Youth Orchestra, hoy añadimos el mensaje de la música como bálsamo para el alma y símbolo de recuperación tras Covid-19».

El maestro Damiano Giuranna, fundador y director musical de la WYO, explica: «La World Youth Orchestra trabaja para difundir un mensaje de paz y hermandad entre los pueblos. Este año, en el espíritu de “Fratelli tutti“, nuestro compromiso adquiere un significado aún más profundo: el arte, la música, alimento esencial para el alma humana, es de hecho una poderosa herramienta para hacer frente a la crisis actual con un mensaje especial y una experiencia de hermandad y solidaridad que trasciende todas las barreras».

La World Youth Orchestra celebra su 20º aniversario en 2021

Dos veces al año, la Orquesta cuenta con la participación de un centenar de jóvenes músicos de talento procedentes de universidades, conservatorios y academias de los cinco continentes. A lo largo de su vida, la World Youth Orchestra ha desarrollado una intensa actividad artística, difundiendo un mensaje de paz y fraternidad en numerosos países de Oriente Medio, el Norte de África y Europa. Fundada el 15 de septiembre de 2001, pocos días después de los atentados del 11 de septiembre, la World Youth Orchestra ha sido embajadora de buena voluntad de UNICEF desde 2002 hasta 2011, e invitada a la sede de las Naciones Unidas en 2005.

Crédito de la nota: Agencia Fides

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas