Arquidiócesis de Tokio cancela programa pastoral para deportistas

La 32ª edición de los Juegos Olímpicos será inevitablemente diferente el próximo viernes 23 de julio en Tokio (Japón): la pandemia de Covid-19 no cesa en el país asiático y ha registrado hasta ahora 848 mil infecciones y más de 15 mil muertes.

Tras un año de aplazamiento, el coronavirus sigue pesando sobre los Juegos, obligando a revisar todos los programas del calendario y forzando la ausencia de espectadores en las gradas.

Las medidas de seguridad sanitaria también afectan a la arquidiócesis local, que ha anunciado la cancelación del programa pastoral destinado a acompañar a los atletas y a todos los participantes en los Juegos Olímpicos.

El arzobispo de Tokio, monseñor Tarcisio Isao Kikuchi, explicó que “se había previsto que cada parroquia pudiera atender las necesidades espirituales de todos los atletas, pero ahora hemos decidido cancelar estas iniciativas por cuestiones de seguridad”.

Entre los actos previstos, concebidos por un Comité Olímpico diocesano especial, figuraba una misa internacional que se celebraría en la catedral local y la creación de un rosario especial que se entregaría a todos los participantes en los Juegos. Pero ahora el área metropolitana de Tokio ha sido puesta en estado de emergencia por decisión gubernamental; como resultado, los atletas no podrán salir de la Villa Olímpica, ni los sacerdotes tendrán acceso a ella.

Por ello, Monseñor Kikuchi invita a todos los lugares de culto a respetar las medidas sanitarias anti-covid e instó a los deportistas a “abstenerse de visitar las iglesias”, ya que el compromiso de la comunidad católica y de todos debe ser “evitar nuevos contagios”.

“Hemos puesto en marcha medidas de seguridad”, reiteró el arzobispo, “porque nos tomamos en serio la responsabilidad de todos de proteger no sólo la propia vida, sino también la de los demás, evitando la propagación del contagio”. Las celebraciones litúrgicas se seguirán transmitiendo por Internet.

Monseñor Kikuchi añadió con un signo de optimismo: “La temporada de lluvias ha terminado en Tokio, y anoche apareció un arco iris en el cielo”, un símbolo de esperanza.

Inicialmente programados del 24 de julio al 9 de agosto de 2020, los 32º Juegos Olímpicos se aplazaron del 23 de julio al 8 de agosto de este año debido a la pandemia.

La ceremonia de apertura se celebrará el próximo viernes, en el Estadio Nacional de Tokio, a las 20.00 horas (06.00 horas en México).

Le seguirá la 16ª edición de los Juegos Paralímpicos, también aplazada un año por la emergencia sanitaria, del 24 de agosto al 5 de septiembre de 2021.

Crédito de la nota: Vatican News.

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas