Las reliquias del beato Carlo Acutis llegan a la Casa de Jóvenes en Chile

Las reliquias de Carlo Acutis, el joven que murió de leucemia a los 15 años en 2006 y beatificado en Asís en octubre de 2020, han llegado por primera vez a Chile. Los franciscanos fueron los encargados de acogerlas, esta vez en la Casa de Jóvenes San Felipe de Jesús, que recibió con alegría la visita de este pequeño gran testimonio de fe.

Chile da la bienvenida al joven Beato

En el país sudamericano, la figura de Carlo Acutis es muy importante, «porque es uno de los patrones que inspira las experiencias de los jóvenes», comenta el hermano Luis Cisternas, animador de la Pastoral Juvenil y Vocacional de la Orden Franciscana.

«Este joven -explica- fue un modelo para nosotros y para las fraternidades que experimentan a Jesús. Por eso nos pareció muy importante seguir promoviendo su ejemplo y su vida, y nada mejor que una reliquia, una parte real de él en nuestra casa».

«Con su ejemplo, Acutis muestra que la santidad no sólo se lleva como hábito, sino que es un don para todos los que quieran recibirlo», dice el fraile, «es un ejemplo de cómo los jóvenes de hoy pueden seguir a Jesús, una figura que nos permite hablar de Jesús en un lenguaje más juvenil pero que transmite la fuerza de su mensaje, que es que todos estamos llamados a ser santos».

Carlo Acutis, el millennial enamorado de la Eucaristía

Fue el 10 de octubre de 2020 cuando la Iglesia elevó a los honores de los altares a este joven italiano al que se le atribuye la curación de un niño en Brasil de una rara enfermedad. Cuando le diagnosticaron leucemia, ofreció su sufrimiento al Señor, al Papa y a la Iglesia, así como su gran amor por san Francisco, hasta el punto de que se eligió Asís para su beatificación.

Desde muy joven, Carlo mostró un amor especial por Dios, aunque sus padres no eran especialmente devotos. Su gran testimonio de fe le llevó a ser reconocido mundialmente como un cibernauta de la nueva evangelización, capaz de adaptar el mensaje de Jesús a los nuevos lenguajes de la web y las redes sociales, haciéndolo objeto de una devoción muy compartida.

Crédito de la nota: Vatican News.

Leave a comment