30 noviembre, 2022

Formación profesional en peluquería, sastrería y pesca para los jóvenes de Uganda

La organización Camillian Disaster Service International inició hace un año el proyecto «Apoyo a los medios de subsistencia, formación profesional para jóvenes y promoción de la salud en #Musoli, #Uganda», por medio del cual brinda educación a las mujeres ugandesas más vulnerables.

A un año de distancia del inicio del proyecto post Covid de apoyo a los jóvenes de Musoli, Uganda, comienzan a verse los frutos. Lanzado por el Camillian Disaster Service International (Cadis) el proyecto «Apoyo a los medios de subsistencia, formación profesional para jóvenes y promoción de la salud en Musoli, Uganda», el equipo ugandés sigue sosteniendo a 30 mujeres desempleadas de cinco pueblos de Musoli para que adquieran habilidades, formación profesional en sastrería, peluquería y restauración, así como a 60 jóvenes que participan en un proyecto de pesca.

Los beneficiarios comenzaron oficialmente sus estudios el año pasado, después de que se eliminaran las restricciones del Covid-19. «Los estudiantes que han reanudado su actividad terminarán su primer año en julio. El programa de orientación, llevado a cabo entre mayo y noviembre de 2021, sentó las bases para el progreso constante de los beneficiarios. Los alumnos han mostrado una gran mejora. La mayoría de ellos son capaces de confeccionar prendas de diferentes patrones sin la supervisión inmediata del profesor. Esto nos da la esperanza de que sean capaces de utilizar las habilidades prácticas que están adquiriendo en la sastrería para construir un futuro brillante para ellos mismos, sus familias y la sociedad en general», señala Cadis.

El proyecto de pesca también ha empezado con «el pie derecho». Se inició con tres barcos, utilizados actualmente por quince pescadores. El número de barcos se ampliará a seis para que participen más pescadores en el sector. El reto actual al que se enfrentan los pescadores es la captura estacional. La cantidad de pescado es actualmente menor porque la temporada aún no se ha estabilizado.

En cuanto al proyecto de resiliencia, este último se ha orientado en parte a reforzar el Centro de Salud existente. «Con el apoyo de Cadis, el Centro de Salud de Musoli tiene un nuevo aspecto con un vestíbulo, salas de maternidad y otros equipos médicos. Las madres embarazadas ya han empezado a dar a luz en Musoli. Muchas mujeres embarazadas pobres suelen hacer uso de los servicios prenatales de este centro, y además de venir de diferentes partes de la subcomunidad de Musoli, también vienen de fuera».

El pueblo de Musoli está situado en el distrito de Mayuge, cerca del lago Victoria. La pesca es la principal fuente de ingresos de las familias asentadas a orillas del lago. En general, el 36% de los trabajadores de Uganda son mujeres y el 64% hombres.

La mayoría de ellas están empleadas en las industrias primarias de la pesca, el cultivo de la caña de azúcar, la explotación de canteras, los restaurantes y bares y en la industria de la explotación sexual, que afecta a un número más significativo de niñas.

Debido a la elevada tasa de pobreza, la gente a menudo ni siquiera puede acceder a los servicios sanitarios. En este contexto, la organización está promoviendo una intervención que, durante tres años, reforzará la resiliencia socioeconómica de los jóvenes y mejorará el acceso a los servicios sanitarios en el pueblo de Musoli.

El proyecto pretende aumentar las oportunidades de empleo, incrementar los ingresos mensuales, activar la participación de los jóvenes en las actividades de desarrollo comunitario, crear microempresas por parte de los jóvenes y mejorar las condiciones generales de salud de la población.

Crédito de la nota: Agencia Fides.