24 mayo, 2024

Jóvenes hablan sobre la vocación y las vocaciones

¿Los jóvenes son conscientes de la importancia de la vocación? En esta nueva tertulia de Supergesto, dos jóvenes charlan con una religiosa mexicana sobre la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas, que se celebran conjuntamente el 30 de abril.

Moderada por José María Calderón, director de Obras Misionales Pontificias (OMP), esta nueva tertulia fue grabada de forma excepcional desde el Encuentro Misionero de Jóvenes que organiza OMP anualmente en El Escorial, cerca de Madrid en España.

¿Los jóvenes conocen la Jornada de Vocaciones Nativas? Los participantes en la tertulia reconocen que al menos ellos no. «La verdad es que no era consciente de la importancia de las vocaciones no solo aquí sino en las misiones: son ellos los que transmitirán el Evangelio allí», afirma Elena Azaña, joven llegada al Encuentro Misionero de Jóvenes desde la diócesis de Toledo. En la misma línea, Arturo Martínez, recuerda que la labor de los misioneros es encender la llama, y que después «los que saben llegar a las culturas son los que están allí». A Elena le llama la atención la gran cantidad de vocaciones que hay en África –hay seminarios que cuentan con mil seminaristas–, y cree que en Occidente puede ser que nos falten referentes que vivan y prediquen con el ejemplo, como hacen los misioneros allí.

Por su parte, Elena anima a ser proactivos: «si sientes ese deseo, no esperes; busca los medios». Arturo afirma que, aunque a veces se les acusa a los jóvenes de superficialidad, también se hacen la pregunta vocacional. «Creo que la dificultad está en saber cuál es el camino, y después tener la valentía de seguir».

La hermana Ángela, una mexicana de las Esclavas Misioneras de Jesús, da voz a las vocaciones nativas. «Yo soy fruto de un montón de donativos», según explica, en México no siempre hay recursos para poder seguir con la vocación y agradece las ayudas recibidas para poder «formarme mejor para servir mejor». Y por eso anima a los jóvenes en esta Jornada a rezar por las vocaciones que nacen en las misiones, y a colaborar económicamente, aunque sea con pocas cantidades, porque muchos pocos suman mucho. Ante esto, Arturo subraya la importancia de conocer las historias que hay detrás de las ayudas. «Si fuéramos conscientes del bien que hace el dinero que damos a la misión, nos animaríamos más».

Crédito de la nota: OMPRESS