2 octubre, 2023

El negocio de los matrimonios precoces: 4 millones de niñas obligadas a casarse en 2022

La práctica de los matrimonios precoces está dramáticamente extendida en Sudán del Sur. Un reciente estudio publicado por la organización Iniciativa Estratégica para las Mujeres en el Cuerno de África (SIHA) informa que más de 10 niñas son obligadas a casarse cada semana en la nación más joven del mundo, que se independizó de Sudán en 2011, y más del 50% de todas las niñas del país se casan antes de los 18 años.

La alarma la han lanzado miembros de la Iglesia Católica local, que denuncian cómo esta práctica arruina los sueños de educación superior de las chicas y, en consecuencia, les impide cualquier perspectiva de futuro.

«Como líderes de la Iglesia, deploramos el comportamiento de los padres que obligan a sus hijas a abandonar la escuela para casarse o porque se quedan embarazadas», ha declarado el obispo Mathew Remijio Adam, de la diócesis de Wau. «Para una sociedad mejor e igualitaria, hay que favorecer la educación de los hijos, tanto niños como niñas, porque obligarles a casarse a una edad temprana o antes de terminar sus estudios destruye su futuro», ha subrayado monseñor Adam, que ha instado a los padres a fijarse en el esfuerzo de muchas madres que trabajan en el campo, construyen una casa para mantener a sus hijas en sus estudios.

El informe de SIHA también revela que el 8% de las niñas casadas en Sudán del Sur quedan embarazadas antes de llegar a la edad adulta y que la negativa a casarse suele ser causa de malos tratos, exclusión social e incluso encarcelamiento. Cuanto más joven es una novia, más pagan a su familia.

Haciéndose eco del obispo de Wau, Emmanuel Barnadino Lowi Napeta, obispo de la diócesis de Torit, ha lanzado acusaciones contra los padres que dan prioridad a las dotes materiales concedidas a cambio de sus hijas, como ganado y otros regalos, en detrimento de la educación y el bienestar de sus hijas. «Durante mi reciente visita pastoral a la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, me enteré de que algunos ancianos obligan a sus hijas a casarse cuando aún son jóvenes para obtener vacas a cambio».

El prelado espera que los ancianos denuncien este problema, «hay que cuestionar esta vieja mentalidad para que las niñas puedan obtener una educación de calidad que les permita un futuro digno. La educación hace posible lo imposible».

El Plan de Respuesta Humanitaria de la ONU para Sudán del Sur indica que 4 millones de niñas han sido víctimas de matrimonios precoces o forzados en 2022, lo que supone un aumento respecto a los 2,7 millones de 2021.

Crédito de la nota: Agencia Fides.