16 agosto, 2022

Rostros que nos acompañan y dan vida

La misionera comboniana Rosa María del Socorro López nos envía este hermoso testimonio desde Haití, donde se encuentra realizando su labor misionera en una comunidad intercongregacional con otras tres misioneras de otros institutos misioneros.

DABENS ANTONIO MARCO: Lo llevamos muy cerca del caminar de nuestra comunidad desde hace 11 años. No hemos perdido la comunicación desde que era un bebé. Ahora es casi un adolescente, estudiante que va progresando con excelentes calificaciones a pesar de las circunstancias que debe enfrentar. Su padre adoptivo tuvo que trasladarse a la Isla Guadalupe desde hace unos tres años y ahora reclama a su familia en un plan de reunificación familiar al que ha acogido en su nuevo lugar de residencia. Así pues, Dabens tiene ya su pasaporte y de Jacmel, donde vivía con unos tíos, se ha trasladado a Puerto Príncipe para estar con su madre adoptiva y con sus hermanos para preparar la visa para su próximo viaje a la Isla de Guadalupe. Quizá ahora va a ser más difícil la comunicación que teníamos con él, pero estamos seguras que nuestro cariño y los mejores deseos para que construya su futuro con buenas bases, siempre le acompañarán.

ARCHLY: Es un joven, hijo de Mad. Claudine Joseph, una mujer viuda beneficiaria del Proyecto de casas del Vilaj PIM. Su padre murió a consecuencias del terremoto del 2010 y desde el momento en que lo conocimos en el año 2015, dio muestras de ser un joven responsable y deseoso de hacer una carrera en Informática. La ONG “Mans Mercedàries” le becó en el año 2018 para que comenzara sus estudios universitarios. El primer año lo hizo en Puerto Príncipe, un año caótico por la violencia e inestabilidad reinante en Haití. Tuvo que interrumpir por la pandemia, pero manteniendo siempre sus deseos y su afán de lucha para continuar sus estudios. Decidió pasar legalmente a la República Dominicana para ver si podía estudiar en alguna universidad de este país vecino. Pero en primera persona ha sufrido el rechazo y los obstáculos presentados por el hecho de ser haitiano. Actualmente y, apoyado totalmente por “Mans Mercedàries”, está preparándose para viajar a Barcelona para iniciar allí sus estudios.

THAEL Y LOVENSKY: Son dos hermanos, hijos de Eliana, una señora también beneficiaria del Proyecto de casas del Vilaj PIM a quienes se les va ayudando con becas de estudio por ser parte de una familia numerosa. Tenían todas las probabilidades de quedarse sin escolarización por falta de recursos económicos. Desde su inocencia, agradecen la ayuda que se les ha dado para “ir a la escuela”. Este próximo año harán 6º y 4º curso de la Escuela Fundamental respectivamente.

TITÁN Y SUS NIÑOS: Por teléfono nos vamos comunicando en algún momento, pero tenemos presente sus rostros y pedimos mucho en nuestra oración para que, en medio de la zona más peligrosa en la que se encuentran, en Kwadèboukè, se sientan protegidos y no les falte el alimento diario. Titán nos dice que continúa con la venta ambulante y manteniendo a los 4 niños que están con ella y visitando, de vez en cuando a los otros 2 que los tiene en el orfanatorio. Nos preguntamos: ¿cómo hace el milagro de mantener a sus hijos, ella sola y con un beneficio que saca de la venta ambulante que no le llega ni a un dólar diario? ¡Son milagros difíciles de asimilar, pero por eso son milagros!