Más de mil niños refugiados en Grecia necesitan ayuda

vaticannews.va

El Fondo de Naciones Unidas para la infancia (Unicef) ha advertido que la cifra de menores refugiados y migrantes no acompañados en Grecia ha superado los mil cien, el mayor número desde principios de 2016. Según la organización, los chicos se encuentran en centros de recepción e identificación en las Islas Griegas y en todo el país en condiciones de hacinamiento.

«El pasado fin se semana un niño perdió la vida y dos más fueron heridos en un incidente violento en el campo de refugiados de Moria, tragedia que es un claro recordatorio de que la situación está al límite», señaló la directora regional de Unicef para Europa y Asia Central, Afshan Khan.

Khan afirma que continúan solicitando a las autoridades griegas que trasladen a los niños a recintos adecuados, y les hacen hincapié que el país no puede por sí solo llevar adelante esta situación desbordante, por lo que solicita a los demás países de la Unión Europea (UE) se esfuercen más para apoyar a los menores refugiados.

«Los gobiernos de la UE deberían trabajar juntos para garantizar que todos los pequeños refugiados y migrantes –acompañados o no– tengan acceso a un alojamiento seguro y adecuado, eliminando la detención como opción. Necesitan acceso inmediato a los servicios esenciales en todas las etapas de su viaje», concluye Afshan Khan.

Es fundamental reubicar a los pequeños que no van acompañados por adultos, a la vez que urge agilizar las reunificaciones familiares para niños cuyas familias se encuentran en zonas de Europa, sin olvidar incrementar los fondos para sostener los esfuerzos de respuesta de los países europeos que cuentan con un mayor número de migrantes.

Por último, Unicef denuncia que el Centro de Recepción de Moria cuenta actualmente con más de 8 mil 700 personas, entre ellas 3 mil niños, cuando en realidad está diseñado para albergar sólo a 3 mil individuos. En los últimos tres años, Unicef ha brindado apoyo a más de 60 mil menores refugiados y migrantes y a sus familias en Grecia.

Esta labor incluye garantizar que los niños tengan acceso a servicios vitales de protección de la infancia, incluido el apoyo psicosocial, la atención de la salud y la educación. La organización también colabora con el Ministerio de Salud en el suministro de 85 mil vacunas para proteger a los pequeños refugiados y migrantes de enfermedades prevenibles.

Fuente: vaticannews.va

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *