«Cuidemos nuestra Casa Común»

06/09/19

Ya no puede hablarse de desarrollo sostenible sin una solidaridad intergeneracional. Cuando pensamos en la situación en que se deja el planeta a las generaciones futuras, entramos en otra lógica, la del don gratuito que recibimos y comunicamos. ¿Qué planeta dejaremos a los niños?

Ya no podemos pensar sólo desde un criterio utilitarista de eficiencia y productividad para el beneficio individual. No estamos hablando de una actitud opcional, sino de una cuestión básica de justicia, ya que la tierra que recibimos pertenece también a los que vendrán. ¿Cómo podemos proteger el futuro?

Por consiguiente, todo planteamiento ecológico debe incorporar una perspectiva social que tenga en cuenta los derechos fundamentales de los más postergados. El principio de la subordinación de la propiedad privada al destino universal de los bienes.

Gracias a la iniciativa de la Red Iglesias y Minería, la Carta Pastoral del CELAM: Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común, puede ser escuchada en 22 programas de radio. Inspirada en la Encíclica Laudato Si, esta Carta es un urgente llamado a cuidar y defender este planeta Tierra que es creación de Dios.

Vatican News

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *