Unicef: alto al fuego para 250 millones de niños

Vatican News

16/0420

La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, dijo que los 250 millones de niños en todo el mundo que viven en zonas en conflicto necesitan que las partes beligerantes presten atención al llamado del secretario general de Naciones Unidas para que abandonen las armas, como parte de un alto el fuego global para afrontar la pandemia de Covid-19.

Y afirma que «las partes en conflicto no podrán luchar contra el Covid-19 mientras luchan entre sí. Sin embargo, casi un mes después del llamado de la ONU, se siguen librando combates en zonas de Afganistán, Burkina Faso, Libia, Malí, Siria, Ucrania y Yemen, entre otros. Para los niños que viven estas pesadillas, un alto el fuego podría significar la diferencia entre la vida y la muerte. Los protegería de ser asesinados, mutilados o forzados a abandonar sus hogares. Pararía los ataques a infraestructuras vitales como centros de salud o sistemas de agua y saneamiento. Abriría el espacio para que las poblaciones vulnerables puedan acceder a servicios esenciales como la atención médica, que son clave para detener una pandemia. Generaría oportunidades para favorecer el compromiso de las partes en conflicto para la liberación segura de niños de las fuerzas y grupos armados».

Mientras la lucha continúa, también lo hace el avance silencioso del Covid-19 contra los niños vulnerables y las poblaciones atrapadas a su paso. Un alto al fuego global serviría como modelo de cooperación y solidaridad para luchar contra esta pandemia que amenaza a toda la humanidad, especialmente a los más vulnerables. Un alto al fuego no sólo mejoraría significativamente nuestras posibilidades de vencer la enfermedad a corto plazo, sino que podría sentar las bases para una paz duradera y sostenible, y eso significaría todo para los niños y su futuro.

Vatican News

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *