Cinco años de @franciscus, la cuenta de Instagram del Papa

Han pasado cinco años desde la apertura, con el primer post, del canal del Papa Francisco
en Instagram. Desde entonces, el 19 de marzo de 2016, @franciscus ha visto crecer su
número de lectores, pasando a ser más de 7 millones 722 mil, especialmente en Brasil,
Estados Unidos, Colombia e Italia, en un rango de edad mayoritariamente entre 25 y 34
años.

Se trata de un extraordinario canal de intercambio querido por el Pontífice con un objetivo
declarado en la biografía de Instagram: “Deseo caminar con ustedes por el camino de la
misericordia y la ternura de Dios”.

Así, las imágenes muestran a Francisco acompañando al Pueblo de Dios y a los hermanos de otras confesiones en diferentes situaciones, desde las audiencias hasta las visitas, pasando por los viajes apostólicos, siempre con especial
atención a los pequeños, a los frágiles, a los pobres.

Pero eso no es todo: la cuenta de Instagram también ha demostrado con el tiempo ser una
oportunidad para acompañar al Papa a través de interacciones, comentarios y publicaciones.

Y el emblema de esta cercanía es la foto más popular de estos cinco años: el Papa Francisco subiendo solo el atrio de la Basílica de San Pedro, en una plaza vacía, el pasado 27 de marzo de 2020, con motivo del histórico momento especial de oración en plena pandemia.

Desde sus casas, la gente lo siguió con más de un millón de “me gusta” y 24.200 comentarios, principalmente de agradecimiento y unidad en la oración.

https://www.instagram.com/p/CMZ9f_iF_wa/?utm_source=ig_web_copy_link

Otro ejemplo más reciente es el viaje a Irak, que tuvo 17 millones de visualizaciones y dos millones de interacciones con contenidos en Instagram. Entre los comentarios destacan los de los iraquíes, tanto cristianos como musulmanes, que agradecen al Papa el viaje, sus palabras de reconciliación y paz, y el haber llamado la atención del mundo sobre su país.

Con el paso del tiempo, los fieles también han mostrado un especial aprecio por los lugares en los que la imagen del Santo Padre se colocaba junto a símbolos de la Fe, o incluso daba paso a ellos, que refuerzan el sentido de pertenencia: el crucifijo de San Pedro, la Virgen de Guadalupe, San José acunando al Niño Jesús en un pesebre regalado, o la Sábana Santa. Cinco años de cercanía, de compartir, de ternura y de misericordia con los que el Papa sale al mundo y el mundo responde acompañándole en su misión de sucesor de Pedro.

Crédito de la nota: Vatican News.

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas