Diócesis de Tapachula ayuda a migrantes en México

En su página web, la Conferencia Episcopal Mexicana publica el agradecimiento a Monseñor Jaime Calderón Calderón por su disponibilidad en la realización del trabajo conjunto que les permitirá como Iglesia brindar un acompañamiento pastoral a la población haitiana. Para esto, La congregación de los misioneros Scalabrinianos ha puesto a disposición dos religiosos entre los cuales un sacerdote haitiano.

«Esto permitirá, a partir del domingo 5 de septiembre, la celebración de la Santa Misa en Creól que se celebrar además tres veces por semana en la parroquia San Agustín de esta ciudad».

En este proceso de instalación de la misión, explican que han mantenido distintas reuniones con las autoridades como el Comisionado del Instituto Nacional de Migración, Dr. Francisco Garduño. Igualmente afirman que han buscado la vinculación con la Embajada de la República de Haití ante el gobierno mexicano.

Embajador de Haití en México

En palabras del Señor embajador, la presencia de un sacerdote haitiano en Tapachula se convierte para ellos en providencial por lo que a falta de personal consular, el padre Henri-Claude Testamar, misionero Scalabriniano, sin ser funcionario público del gobierno haitiano, será punto de referencia tanto para la embajada como para la población migrante en Tapachula, decisión que también organizaciones como ACNUR, COMAR y la pastoral de Movilidad Humana de la Diócesis de Tapachula ven como una oportunidad para poder tener una relación mas directa con la embajada.

Ejemplo de unidad

El presbítero Julio López, secretario de la Dimensión Episcopal de la Pastoral de Movilidad Humana relata:

«Durante nuestra visita a Tapachula hemos podido constatar que en verdad estamos ante una crisis migratoria de gran magnitud que pone en situaciones muy difíciles tanto a la población migrante como a la población local. Hemos constatado que la Iglesia Local de Tapachula, su obispo y presbiterio están profundamente comprometidos en la atención a la población migrante, su organización e intervención de emergencia es un ejemplo de unidad, de compromiso evangélico y de caridad humanitaria».

Asimismo en la nota se explica que los equipos de intervención en riesgos han ayudado mucho a estar preparados y a intervenir en estas emergencias. «Comedores parroquiales son un alivio para muchas personas migrantes, sin embargo, a pesar del esfuerzo de la Iglesia, no es suficiente, porque la situación de la población migrante rebasa las capacidades y posibilidades».

Carencia de lugares donde los migrantes puedan vivir

Después de referir que en diálogo con varias personas migrantes han constatado que hay carencia de lugares donde los migrantes puedan vivir, con un consecuente encarecimiento del costo de vida, de la renta de vivienda y de todos los servicios, se pone de manifiesto, entre otros conceptos, que:

«Previo al tiempo de espera de la resolución de su condición de refugio que puede tardar de entre 6 a 9 meses o más, se le debe sumar hasta 3 meses o más para poder iniciar su trámite mediante la solicitud de refugio».

Situación del empleo en Tapachula

Y se explica que las fuentes de empleo en Tapachula siempre han sido escasas, tanto así que muchos chiapanecos deciden también emigrar. Con un crecimiento de un 30% de la población a causa de la retención de migrantes en Tapachula, las fuentes de empleo no es que hayan aumentado, sin embargo, el costo de vida se ha disparado. De ahí que:

El nivel de desesperación de la población migrante que no ve una salida a su situación es muy alto. Esta situación motivo a algunos a emprender una caravana enfrentándose a la represión, a los abusos de autoridad de funcionarios de migración y de la Guardia Nacional que da la impresión ser, a lo largo de todo el territorio nacional la estructura policiaca del Instituto Nacional de Migración.

Además, se firma que «otros recurren al crimen organizado, a los traficantes de migrantes, a autoridades corruptas que trafican con migrantes y/o venden documentos migratorios, sin olvidar que también han proliferado los falsificadores de documentos cobrando grandes sumas de dinero».

«Vemos con dolor los hechos violentos de autoridades migratorias y de la Guardia Nacional en contra de las personas migrantes, en modo particular en contra de aquellos que decidieron tomar el camino para salir de esta situación de contención».

Por esta razón rechazan «el uso de la fuerza y todo tipo de violación a los derechos humanos de las personas migrantes e insistimos en nuevas vías de regularización y la garantía del derecho al libre tránsito como únicas medidas para solucionar la grave crisis humanitaria que vive la frontera sur y en modo particular Tapachula».

«Estamos ante una crisis migratoria de gran magnitud que, si bien no es nacional, al menos localmente es una situación nunca antes vista en Tapachula y que, de seguir así, la situación se puede desbordar y salir de las manos incluso de las autoridades».

Crédito de la nota: Vatican News.

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas