28 septiembre, 2022

«Actuar ahora para salvar del hambre a millones de somalíes»

Un millón y medio de niños en Somalia, casi la mitad de la población menor de cinco años del país, corre el riesgo de sufrir desnutrición aguda a causa de la sequía que ha afectado a más de 4 millones de personas.

Un millón y medio de niños en Somalia, casi la mitad de la población menor de cinco años del país, corre el riesgo de sufrir desnutrición aguda a causa de la sequía que ha afectado a más de 4 millones de personas.

Así lo indica la Evaluación de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en Somalia (Somalia Food Security and Nutrition Assessment) de UNICEF, publicada la semana pasada, en la que se afirma que aproximadamente una cuarta parte de los 1,4 millones de niños afectados por la escasez de alimentos, es decir, 329 mil 500 niños, corren el riesgo de morir si no reciben un tratamiento específico para la desnutrición aguda grave.

El responsable de comunicaciones de UNICEF en Somalia, Victor Chinyama, también ha dado la voz de alarma sobre la falta de agua potable que está poniendo en riesgo la salud de millones de somalíes. La falta de agua ha creado brotes de enfermedades infecciosas, como el sarampión y el cólera.

La catástrofe humanitaria se debe a tres temporadas consecutivas de sequía, que han agravado una situación ya comprometida por los conflictos en varias zonas del país. El impacto en las comunidades de pastores es especialmente grave. La escasez de agua ha obligado a las familias a emigrar a los centros urbanos, sumándose a los 2,9 millones de personas ya desplazadas por los conflictos y el cambio climático.

Los desplazados más vulnerables, especialmente las mujeres y las niñas, son víctimas de la violencia y la explotación, mientras que los niños corren el riesgo de ser secuestrados y reclutados por grupos armados, como Al Shabaab.

«Es necesario un esfuerzo inmediato de la comunidad internacional», ha declarado Trocaire, la Caritas irlandesa, cuyo equipo ha llevado a cabo una misión de evaluación en el distrito de Luuq de Gedo, en el centro-sur de Somalia, donde Trocaire dirige el principal centro de salud.

Trocaire recuerda que «el 23 de diciembre, los socios humanitarios publicaron el Plan de Respuesta Humanitaria para Somalia (HRP) 2022, solicitando mil 460 millones de dólares para asistir a 5,5 millones de personas más vulnerables». «Hasta ahora, menos del 2% de los fondos necesarios han llegado de los donantes. El Consorcio de ONG somalíes, del que forma parte Trocaire, insta a los donantes a actuar cuanto antes para evitar una catástrofe. La comunidad internacional debe escuchar y actuar ahora».

Crédito de la nota: Agencia Fides.