26 septiembre, 2022

El compromiso de la Iglesia con los jóvenes es parte integrante del presente y del futuro

«Es típico de toda buena familia que todos los miembros se impliquen en los acontecimientos que tienen que ver con ella, cada uno según su función». Este es el mensaje que han enviado los Obispos de la región de África Austral (IMBISA), invitando a los jóvenes a que participen en su próxima Asamblea Plenaria, que se celebrará del 22 al 27 de septiembre de 2022 en Windhoek.

El tema de esta 13ª Plenaria es: «Construyendo juntos, reimaginando el compromiso de la Iglesia con los jóvenes en la región IMBISA a la luz de la exhortación Christus Vivit del papa Francisco». Ya durante la reunión presinodal, que tuvo lugar del 19 al 24 de marzo de 2018 en Johannesburgo, Sudáfrica, los jóvenes de la región IMBISA expresaron en su mensaje su deseo de ser consultados sobre decisiones y temas que les conciernen directamente, así como ser guiados en el desempeño de sus responsabilidades y tareas. Pidieron que se les diera la oportunidad de expresarse en la Iglesia.

Destacaron que «los jóvenes quieren ser parte integral de la Iglesia hoy y no solo en el futuro, como se escucha a menudo. Todos somos Iglesia, desde los niños hasta los adultos. Ningún estrato social o grupo de edad está esperando su turno para ser Iglesia. Los jóvenes, con su vigor físico y su capacidad imaginativa e innovadora, pueden fortalecer aún más a su familia, a la Iglesia, porque hay trabajos que solo los adultos pueden hacer y también los hay que solo los jóvenes pueden hacer. La combinación de esfuerzos o sinergias conduce al fortalecimiento o consolidación de cualquier emprendimiento, en este caso se trata del fortalecimiento de nuestra familia, la Iglesia», apunta el comunicado.

La invitación de los obispos no solo expresa su sentido espíritu de familia y sinodalidad, sino que es también la prueba de que están unidos al papa Francisco, quien con su espíritu de pastor ha dado un gran ejemplo de consideración a los jóvenes convocando un Sínodo para ellos que dio origen a la Exhortación Apostólica Postsinodal Christus Vivit.

Crédito de la nota: Agencia Fides.