28 mayo, 2024

Las próximas JMJ son una llamada a la «esperanza», en vista del Jubileo 2025

Profundizar en el significado de la esperanza cristiana y testimoniar con alegría que Cristo está vivo: ésta es la invitación que el papa Francisco quiere dirigir a los jóvenes de todo el mundo, indicando la esperanza como tema de las JMJ diocesanas de 2023 y 2024.

Incluidas en el camino de preparación al Jubileo de los jóvenes, en el marco del Año Santo 2025 cuyo título será «Peregrinos de la esperanza», las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) 2023 y 2024 tendrán también como centro la esperanza. En un comunicado difundido esta mañana por la Oficina de Prensa vaticana, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida se informa que el papa Francisco ha elegido los temas para los dos eventos: el de la 38ª JMJ será: «Alegres en la esperanza» (Rom 12,12), el de la siguiente JMJ: «Los que esperan en el Señor caminan sin cansarse» (Is 40,31).

Reavivar la esperanza en el mundo

Las Jornadas Mundiales de la Juventud del 2023 y 2024 caerán en la solemnidad de Cristo Rey, el domingo 26 de noviembre y el domingo 24 de noviembre respectivamente, y se celebrarán en las Iglesias particulares. El texto recuerda lo que afirmaba la Constitución pastoral Gaudium et spes de 1965: «Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo». Y prosigue: «En los difíciles tiempos de hoy, la Iglesia, como entonces, desea reavivar la esperanza en el mundo y para hacerlo confía particularmente en los jóvenes, protagonistas de la historia y “misioneros de la alegría”».

Testimoniar que Cristo está vivo

Cristo es la «esperanza nuestra y la más hermosa juventud de este mundo», escribió el papa Francisco en la Exhortación apostólica postsinodal Christus vivit, y el Dicasterio subraya que «ahora, con los temas de las dos próximas JMJ, Su Santidad invita a los jóvenes a profundizar en el significado de la esperanza cristiana y a testimoniar con alegría que Cristo está vivo».

Crédito de la nota: Vatican News