25 abril, 2024

«Paride Taban pasó gran parte de su vida dando testimonio de que el odio no es el camino»: hermana Elena Balatti

«Mi primera reflexión cuando supe de la muerte del obispo Paride Taban, en la tarde del día de Todos los Santos, fue 'se ha ido a unirse a los Santos'; no he sido la única, he oído a otras personas hacer el mismo comentario», cuenta la hermana Elena Balatti, misionera comboniana que trabaja en Malakal, en Sudán del Sur.

La hermana Elena conocía a Paride Taban, primer obispo de Torit, quien falleció el 1 de noviembre pasado, y ha querido ofrecer a la Agencia Fides este breve recuerdo:

«Monseñor Taban trató de vivir su vida de cristiano poniéndose al servicio de todos y en particular de los últimos», subraya sor Elena. «Ha dado un ejemplo particular: mientras que en muchos contextos culturales, incluido el de Sudán del Sur, y como advierte el papa Francisco, a veces se buscan carreras en la Iglesia, Paride Taban había presentado su dimisión como obispo antes de tiempo, antes de cumplir los 65 años. Lo había hecho por varias razones y luego había recibido el permiso de la Santa Sede para proceder a la realización de su propio sueño, el de fundar una comunidad de varias tribus, a menudo en conflicto entre sí, que pudieran vivir, ir a la escuela y trabajar juntas».

«La comunidad fue llamada aldea Kuron y está muy viva y funcionando. Creo que éste es un legado significativo de Paride Taban: ser capaz de reunir a personas en conflictos ancestrales, ser capaz de unirlas, especialmente a los jóvenes. El de Paride Taban es un sueño tan oportuno para nuestro mundo atormentado por tantas dificultades y enemistades» subraya la misionera.

«Paride Taban dedicó gran parte de su vida a testimoniar que el odio no es el camino, que siempre hay otro, el de la fraternidad», concluye la hermana Elena.

La aldea de la paz de Kuron está situada en el estado de Ecuatoria Oriental, en la frontera sudoriental de Sudán del Sur. A Paride Taban se le ocurrió la idea de una aldea de paz en la década de 1990, cuando visitó Neve Shalom en Israel, un lugar donde judíos y palestinos conviven pacíficamente. En el año 2000 se puso en marcha el primer núcleo de la aldea. En los años siguientes, se fundó la «Holy Trinity Peace Village Kuron».

Crédito de la nota: Agencia Fides.