Malí lucha contra desnutrición infantil

27/02/19

La Ong «Acción Contra el Hambre» (ACH) califica esta acción como «una de las mayores victorias en la lucha contra la desnutrición de las últimas décadas». Malí ha incluido el Plumpy’Nut, alimento a base de cacahuetes, en su lista de medicamentos esenciales de 2019. Esto supone que se compromete a adquirirlo —de su presupuesto o con ayuda— para proporcionar el tratamiento en el sistema público de salud. A su vez, la organización incluyó un estudio en el país con el que se demuestra que diagnosticar este mal y tratarlo a través de agentes de salud en las comunidades es más eficaz que hacerlo en las clínicas. Esto es necesario en un país en el que la situación nutricional de la población es crítica, con 10 por ciento de desnutrición aguda y donde 160 mil niños están en riesgo, según las previsiones de Unicef, de sufrirla en su etapa más grave en 2019, lo que incrementa nueve veces sus probabilidades de morir respecto a los pequeños bien nutridos.

«Hasta ahora, Malí dependía de la ayuda exterior para tratar la desnutrición aguda grave», explica Pilar Charle, coordinadora del estudio de campo de ACH para el aprovechamiento de los agentes comunitarios de salud en la lucha contra este mal. Las Ong’s estaban encargadas de proporcionar el tratamiento a las familias con niños afectados. «Junto con Unicef y Save the Children, hemos luchado para que se incluya el alimento terapéutico en la lista de medicamentos porque así, aunque no haya ninguna organización en el país, cualquier centro de salud debe tenerlo», agrega la experta. Se trata de un éxito de la llamada labor de incidencia política. El resultado que se obtenga en la reducción de las tasas de desnutrición aguda grave y las muertes a ella debida, se conocerá en los siguientes estudios de situación. elpaís.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *