Tanya, el camino de fe de una joven tailandesa

Vatican News

7/02/20

Fue en la escuela primaria donde Tanya descubrió el cristianismo. En Tailandia, la Iglesia dirige más de 370 escuelas con más de 500 mil alumnos, una cifra superior a la presencia católica en el país, que cuenta con menos de 390 mil fieles.

Las universidades, las escuelas secundarias, las escuelas primarias y las guarderías gozan de una excelente reputación, pero ésta no fue la razón por la cual los padres de Tanya eligieron su escuela. Los budistas, al igual que más de 95 por ciento de los tailandeses, inscribieron a su hija en una escuela católica por razones pragmáticas. El edificio no estaba lejos de casa.

No podía imaginar hacerse católica, pero desde pequeña se sentía interpelada por el Evangelio y por el testimonio de uno de sus maestros que, a pesar de ser católico, nunca trató de convertir a sus alumnos. «Me ayudó mucho en mi camino de fe». Tanya ocultó a su familia su atracción por Jesús y el cristianismo, pero no dejó de pensar en ello y prometió convertirse «si un día» tuviera «la posibilidad» de «dar un paso adelante en su fe y pedir el bautismo».

Finalmente, Francia le ofreció la oportunidad de «volver a la promesa que había hecho de niña al Señor». Después de tres años de francés en la secundaria, Tanya obtiene una beca del gobierno francés para realizar una maetría en una gran escuela de París, a donde sus padres la dejarán ir en 2015.

Después de concluir sus estudios en Francia, regresó a su país natal. Como muchos de su edad, dice que aún hoy está en busca de su vocación. Pero lamenta ver a cientos de jóvenes tailandeses interesados sólo en cosas materiales: «Se centran en lo que pueden tocar. Si no van a la Iglesia, es porque no significa nada para ellos. Se preguntan para qué sirve la fe. Siempre terminan en la cuestión de la utilidad». 

A Tanya le gustaría reactivar estos corazones distantes de la fe, para permitirles mirar más allá de lo que ven, para pensar más allá de lo que la ciencia o su intelecto afirman. Por supuesto, no es fácil cambiar el punto de vista o la mentalidad de uno porque «requiere mucho trabajo», dice. Pero no admite la derrota, al contrario. Fuera de su horario de trabajo, escribe artículos sobre el cristianismo para un sitio web. 

Vatican News

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *