Juguetes vestidos de personal sanitario

tuptly.tv

20/05/20

No siempre es fácil hacer que los niños tomen conciencia a los niños de lo que significa vivir una pandemia: no salir a la calle, no jugar con amigos, no ir al parque ni poder ver y abrazar a sus abuelos. Tampoco es sencillo convencerlos sobre la importancia de las medidas de seguridad que deben tener ellos mismos o sus padres. Tener que lavarse las manos con cuidado cada corto tiempo, cambiarse de ropa cada vez que salen a la calle o usar guantes o cubrebocas, complemento que ya forma parte de nuestras vidas.

Los fabricantes de muñecas Brillindolls, son conscientes de esta realidad y quisieron contribuir a esa concienciación con juguetes. Así nacieron «L@s guerrer@s contra el Covid-19», una colección de muñecos vestidos de personal sanitario, con cubrebocas incluido, para que los niños vean que hasta los juguetes deben cuidarse contra el virus. La idea fue de José Antonio Castro, propietario de la juguetería. Aunque el origen fue aún más altruista: «En cuanto nos enteramos de la escasez de material sanitario quisimos ayudar. Primero nos ofrecimos a hacer cubrebocas y batas. Pero no teníamos los certificados sanitarios necesarios. Así que decidimos hacer lo que mejor sabemos, que son precisamente juguetes».

Como su interés no era lucrativo, sino contribuir a mejorar las condiciones del personal sanitario, se pusieron en contacto con la organización «Médicos del Mundo» para establecer una colaboración solidaria con ellos. «Elegimos “Médicos del Mundo” por su trayectoria, pero también porque ellos trabajan en más de 19 países y, de esta manera, nuestra colaboración podría llegar a donde sea necesaria y es la ONG que se encarga emplear del dinero recaudado», asegura José Antonio.

«“Médicos del Mundo” recibió la idea con mucha ilusión. Desde el principio nos encantó la idea porque estos muñecos son un homenaje y reconocimiento a todo el personal sanitario que cada día combate esta enfermedad desde sus puestos de trabajo en hospitales y centros de salud… Son un vehículo perfecto para visibilizar y explicar a niñas y niños el valor del trabajo de todas estas personas y lo importante que es para el conjunto de la sociedad que acatemos las normas higiénico-sanitarias que nos indican las autoridades. Por ejemplo, la recomendación del uso del cubrebocas para evitar que los contagios se sigan produciendo», dijo Susana Atienza, directora de Captación y Marketing de la organización.

elpais.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *