Un misionero en tiempos de pandemia

Fides

11/01/21

Desde Costa de Marfil, el sacerdote de la Sociedad de Misiones Africanas, Leopoldo Molena, dice que «con el encierro social, impuesto por el Covid-19, realmente no hemos podido realizar nuestra pastoral como creíamos conveniente, pero hemos seguido en contacto con nuestra gente: los domingos les enviamos mensajes y los llamamos para compartir una breve homilía».

Para los fieles de este país «ha sido muy doloroso quedarse sin misa, cada uno rezando en aislamiento en casa. Por supuesto, la fe permanece en el corazón de la mayoría de los bautizados, pero algunos han dicho que han perdido la confianza en Dios, por lo que esta condición nos plantea interrogantes y sugiere que debemos pensar en nuevas formas de evangelización», dice el sacerdote.

Uno de los desafíos más importantes para esta Iglesia es la situación social y política, que permanece tensa después de la votación presidencial del 31 de octubre. «Todo esto muestra la fragilidad de la paz en el país cuando parecía que se había cambiado de página. Una crisis (marcada por dos guerras civiles) que duró una década. La violencia se ha convertido en rutina de manera preocupante. Hoy todos estamos llamados a salvaguardar el proceso de paz y a redescubrir la convivencia pacífica y la serenidad», señala el misionero.

Para ello, los misioneros de la SMA, a través de la «Red Shalom de Transformación del Conflicto y de la Reconciliación» (Rest-Cor), han elaborado una serie de intervenciones destinadas a sensibilizar a la población. «Nuestro objetivo es capacitar a los líderes comunitarios en la prevención de conflictos a través de seminarios de formación para iniciar un proceso de transformación social no violenta y para que reine la justicia y la paz en favor del desarrollo humano y social integral», concluye padre Molena.

Fuente: fides.org

Leave a comment

Ir a la barra de herramientas