26 mayo, 2024

Francisco en Dubái para reafirmar los valores de la Laudate Deum en la Cop28

El cardenal prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral habla de la próxima cumbre internacional sobre el cambio climático que comenzará el 30 de noviembre: «La presencia del Papa será un gesto fuerte para instar a los poderosos del mundo a no dejar a los jóvenes un planeta arruinado», dijo.

Se esperan 70 mil participantes en la Conferencia sobre el Clima de Dubái, técnicamente llamada Cop28, la vigésimo octava conferencia de las partes. Entre los Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo destaca el papa Francisco, que intervendrá en la cumbre con un discurso. El Papa permanecerá en Dubái entre el 1 y el 3 de diciembre, y además de su discurso en la Expo City, tiene programadas una serie de reuniones bilaterales y la inauguración del Faith Pavillion, el Pabellón de la Fe.

El compromiso del Papa por la protección de la Creación

La lucha contra el cambio climático y sus consecuencias para los seres humanos y el medio ambiente son cuestiones clave para el Papa, que recientemente ha publicado la exhortación Laudate Deum, continuación de la encíclica Laudato si’ de 2015. La conferencia sobre el clima de Dubái es en muchos sentidos una ocasión crucial de la que se espera que puedan surgir acuerdos vinculantes para las partes sobre las fuentes de energía. El cardenal Michael Czerny, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, explicó a Radio Vaticano-Vatican News el compromiso de la Santa Sede en el contexto de esta importante cumbre mundial.

¿Cuáles son las prioridades climáticas según la Santa Sede?

Lo que la Santa Sede considera prioritario de cara a la Cop28 en Dubái se expresa en profundidad en la exhortación Laudate Deum. En cierto modo, este texto representa el programa de la Santa Sede, está bien articulado y se publicó unos dos meses antes de la conferencia. Así pues, la Santa Sede ya se ha expresado de forma autorizada.

Pero se puede añadir que el principal objetivo de la Conferencia de las Partes de Dubái es la aplicación del Acuerdo de París de 2015, lo que significa poner en práctica lo que ya se ha acordado para limitar el calentamiento global.

El papa Francisco insiste a menudo en la urgencia de tomar medidas concretas para proteger la Creación. ¿Qué puede convencer a los poderosos del mundo para que actúen con rapidez?

El principal concepto a tener en cuenta es el del bien común, que debe motivar a todos a hacer mucho más para llegar a un acuerdo. Además, en la Laudate Deum, el Santo Padre se dirige directamente a los poderosos del mundo, invitándoles a pensar en sus hijos y nietos e invitándoles a responder a la pregunta: ¿cómo pueden dejar un mundo en ruinas a sus hijos y nietos?

«El Santo Padre va a la Cop28 para subrayar, enfatizar, comunicar lo que ya ha dicho y explicado en la Laudate Deum. Es un gesto muy fuerte que refuerza una palabra muy fuerte. Mi esperanza es que la familia humana, especialmente las más poderosas, sean capaces de dotarse de instrumentos políticos internacionales adecuados para afrontar los problemas comunes, que son problemas causados por nosotros. Es un reto muy, muy concreto: tenemos que afrontar y resolver los problemas que nosotros mismos estamos causando», enfatizó el cardenal Czerny.

Crédito de la nota: Vatican News.