Delegación de «Save the Children» saluda al Papa

vaticannews.va

20/05/19

El 20 de mayo, durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro, una delegación de «Save the Children» se reunió con el papa Francisco con motivo del centenario de la organización internacional, que desde 1919 intenta salvar a niños en situación de riesgo y garantizarles un futuro. El encuentro tuvo lugar al cumplirse 100 años de la reunión entre Eglantyne Jebb, su fundadora, y Benedicto XV, quien dedicó la encíclica Paterno Iam Diua la organización, y pidió a las iglesias del mundo recaudar fondos para el organismo.

La delegación estuvo compuesta por más de 150 operadores del organismo en Italia, que representaron a cerca de 25 mil personas que trabajan en 120 países del mundo. Además, el Papa se reunió personalmente con el presidente Claudio Tesauro, el director general Valerio Neri, y la subdirectora Daniela Fatarella.

Francisco recibió un cofre hecho por los chicos de «Civico Zero Roma», centro diurno para menores migrantes dirigido por la cooperativa de «Save the Children». Los niños, que vienen de países en guerra, quisieron construirlo con sus propias manos para reproducir su historia personal. El cofre contiene las historias de Griot, publicación que ha recopilado los viajes, integración y descubrimiento de los menores que han estado en el centro.

«Escuchar las palabras de apoyo del Papa fue conmovedor para nosotros, y su invitación a seguir con nuestra misión nos estimula a continuar el trabajo con más determinación. Hemos venido para agradecer su extraordinario compromiso en la defensa de los niños, empezando por las víctimas de la guerra, el tráfico, la explotación o la indiferencia. Lo hemos invitado a que pida a los gobiernos del mundo el respeto efectivo de los principios consagrados en el derecho internacional para proteger a los niños en zonas de conflicto», dijo Claudio Tesauro, presidente del organismo.

«Cada guerra es una guerra contra los niños», decía la fundadora de «Save the Children», Eglantyne Jebb, quien, al final de la Primera Guerra Mundial, inició el compromiso de la organización en favor de los niños y niñas involucrados en conflictos. Cien años más tarde, el tema de los niños en guerra es aún más actual que nunca, ya que uno de cada cinco menores en el mundo vive en zonas de conflicto.

vaticannews.va

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *