Categoría: Sin categoría

Felix Nyamadzi, el padre africano que ofrece oxígeno y medicinas a pacientes Covid
Felix Nyamadzi, el padre africano que ofrece oxígeno y medicinas a pacientes Covid

AP

10/03/21

Felix Nyamadzi, de 42 años y originario de Ghana, es el motor de la ayuda en un balneario de la capital de Perú, alejado de los hospitales y cuyos vecinos, que viven del turismo, están en bancarrota.

Yo no me puedo quedar mirando a mi gente morir”, dijo mientras empujaba tanques de oxígeno que distribuye gratis a los infectados en Punta Negra, un pueblo de ocho mil habitantes.

Karina García, quien lo ayuda repartiendo medicinas y oxígeno entre los infectados, pensó que Nyamadzi “era un loco”, pero ahora dice que Dios premió a su pueblo con “el mejor sacerdote”.

Pero, su ayuda a la comunidad no empezó con la pandemia, es consecuencia de años de trabajo en los que visitó las casas de sus vecinos enfermos para ungirlos con aceite o para llevarles alimentos.

Cuando llegó la pandemia el miedo se dispersó por todo el pueblo, la gente se encerró en sus casas y los almacenes se fueron quedando sin alimentos. Nyamadzi afirmó que encontró en la Biblia numerosos ejemplos donde Dios pide perder el temor y eso le sirvió para impulsar su cruzada.

“El miedo te quita iniciativa… es algo que te quita todo”, dijo mientras coordinaba la llegada de oxígeno que consigue gratis por sus contactos con sus jefes de la diócesis de Lurín y otras organizaciones católicas como Caritas que luchan contra la pobreza.

Punta Negra tuvo apenas una decena de muertos en 2020, pero entre enero y febrero, durante un segundo brote en todo el país, los fallecidos se triplicaron, incluido el alcalde Claudio Marcatoma y su esposa.

Hasta ahora en Perú se han registrado más de 1.3 millones de casos de coronavirus y más de 47 mil 300 decesos, según el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

Sidra regresó a casa, el Papa entregó el Libro Sagrado a los cristianos de Qaraqosh
Sidra regresó a casa, el Papa entregó el Libro Sagrado a los cristianos de Qaraqosh

Vatican News

08/03/21

Sidra ha vuelto a la ciudad santa de Qaraqosh. El Libro Sagrado, que escapó a la furia iconoclasta del Estado Islámico, confiado a la Federación de Organismos Cristianos de Servicio Internacional Voluntario (FOCSIV), que en 2017 lo llevó a Italia para permitir su restauración, fue devuelto este 7 de marzo por el Papa Francisco a los cristianos de la Llanura de Nínive, durante el Encuentro de oración en la Catedral de la Inmaculada Concepción de la ciudad cristiana mártir.

El Libro Sagrado de la liturgia, del siglo XIV-XV, fue entregado por el Pontífice al Arzobispo de Mosul, Yohanna Butros Mouché. Traer a Sidra a casa y entregársela a sus fieles a través del Papa fue emotivo, explica a Vatican News desde Qaraqosh Ivana Borsotto, Presidenta de FOCSIV, presente en Iraq desde hace seis años, donde se dedica a apoyar y asistir a las poblaciones desplazadas en los campos de refugiados.

“Hemos experimentado una gran emoción, porque como FOCSIV también acompañamos este libro de refugiados y se entregó al final. El Papa Francisco lo devolvió a la catedral de Qaraqosh, así que para nosotros fue realmente una gran emoción”, dijo la funcionaria.

Añadió que “las palabras del Papa tienen un poder evocador muy profundo, especialmente al escucharlas después de esta semana en la que nos hemos encontrado con tantas familias también aquí en Qaraqosh, que nos han contado lo que significa huir de la noche a la mañana, dejarlo todo, abandonar sus hogares y vivir durante tres años en campos de refugiados. Así que creo que las palabras del Papa transmiten la profunda comprensión que tiene por esta población. Su llamada también a la fraternidad y a ser hermanos en una tierra tan devastada no es fácil, pero es profundamente necesaria”.

Crédito de la nota: Vatican News

Con el lema “Con María, unidos en la tribulación”, este domingo se celebrará el Día de Hispanoamérica
Con el lema “Con María, unidos en la tribulación”, este domingo se celebrará el Día de Hispanoamérica

Debido a esta fecha, mons. Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, España, escribió una carta pastoral a sus fieles con motivo de la celebración de este domingo, 7 de marzo.

Llamó a todos los fieles católicos a seguir trabajando para ayudar a todos los pueblos americanos que han sido severamente afectados por la pandemia de coronavirus.

“España está unida a Hispanoamérica por lazos de fe, de cultura, de lengua, etc. desde hace siglos. El descubrimiento de América por Cristóbal Colón vinculó a Latinoamérica con España.

Han sido miles de hombres y mujeres los que han gastado su vida en la evangelización de tales países”, escribió monseñor.

“Partía de un afán misionero y con la precariedad de la época han dado su vida miles de misioneros, o en el mismo viaje naufragando, o en el agotamiento de las fuerzas al recorrer extensos territorios, siempre sometidos a privaciones, falta de medios humanos, sanitarios, culturales, etc. Llevaban consigo la alegría del Evangelio”, añadió en su carta.

El Día de Hispanoamérica nos aceca más a todos como hermanos. ‘Con María, unidos en la tribulación’ para salir adelante con la misión encomendada: anunciar al mundo entero el Evangelio de Jesucristo”.

Liberan a todas las estudiantes secuestradas en una escuela de Nigeria
Liberan a todas las estudiantes secuestradas en una escuela de Nigeria

03/03/21

Agencia Fides

Las 279 estudiantes de la escuela secundaria GGSS Jangebee en el estado de Zamfara, en el noroeste de Nigeria, han fueron liberadas; habían sido secuestradas la noche del 25 de febrero. “Sí, todas las chicas han sido liberadas”, confirmó el padre Patrick Tor Alumuku, Director de Comunicaciones Sociales de la Arquidiócesis de Abuja y director de la “Televisión Católica de Nigeria”.

Inicialmente se pensaba que el número total de chicas secuestradas por el grupo armado era de 317, pero más tarde, las autoridades afirmaron que eran 279 las estudiantes secuestradas de su dormitorio por un grupo de alrededor de cien hombres armados.

El papa Francisco había hecho un llamamiento urgente para su liberación después del Ángelus del domingo 28 de febrero, pidiendo la intercesión de la Virgen María. “Uno mi voz a la de los obispos de Nigeria para condenar el vil secuestro de 317 alumnas, arrancadas de su escuela. Rezo por estas muchachas, para que pronto puedan volver a casa. Estoy cerca de sus familias y de ellas. Recemos a Nuestra Señora para que las proteja” había dicho el Santo Padre.

“El llamamiento del Papa Francisco ha sido muy bien recibido aquí en Nigeria”, dijo el padre Alumuku. “No sólo porque el Santo Padre ha pedido la liberación de las niñas, sino sobre todo porque nos damos cuenta de que se necesitan voces del exterior para que la gente entienda lo que está pasando en Nigeria”.

Una situación cada vez más grave desde el punto de vista de la seguridad y la cohesión nacional, como han denunciado los obispos en su reciente mensaje en el que advierten que “Nigeria corre el riesgo de dividirse” por la incapacidad del gobierno para garantizar la seguridad y la consecuente multiplicación de los grupos armados de auto-defensa.

Crédito: Agencia Fides

Papa Francisco: la misión del cristiano es ser lámpara del Evangelio que lleve amor y esperanza
Papa Francisco: la misión del cristiano es ser lámpara del Evangelio que lleve amor y esperanza

Vatican News

010321

El Papa Francisco recordó ayer, durante su intervención del Ángelus, el Evangelio de este segundo domingo de Cuaresma, la transfiguración de Jesús, un pasaje ligado al anuncio de su Pasión y que aclara la misión de todo cristiano en el mundo.

“Jesús había anunciado que, en Jerusalén, sufriría mucho, sería rechazado y condenado a muerte”, dijo el Papa. Esto hace que, para sus discípulos, “la imagen de un Mesías fuerte y triunfante entra en crisis, sus sueños se hacen añicos, y la angustia los asalta al pensar que el Maestro en el que habían creído sería ejecutado como el peor de los malhechores”.

Es en este contexto, cuando Jesús se llama a Pedro, Santiago y Juan y los lleva consigo a la montaña, “y les muestra lo que sucederá después, es decir la Resurrección”. Se trata de una anticipación y “una invitación para recordarnos, especialmente cuando atravesamos una prueba difícil —y muchos de ustedes saben lo que es pasar por una prueba difícil—, que el Señor ha resucitado y no permite que la oscuridad tenga la última palabra”.

Y es inevitable que nos sintamos asustados ante los grandes enigmas de “la enfermedad, el dolor inocente o el misterio de la muerte. En el mismo camino de la fe, a menudo tropezamos cuando nos encontramos con el escándalo de la cruz y las exigencias del Evangelio, que nos pide que gastemos nuestra vida en el servicio y la perdamos en el amor, en lugar de conservarla para nosotros y defenderla”. Es en estos momentos, dice el Papa Francisco, cuando “necesitamos, entonces, otra mirada, una luz que ilumine en profundidad el misterio de la vida y nos ayude a ir más allá de nuestros esquemas y más allá de los criterios de este mundo. También nosotros estamos llamados a subir al monte”.

La afirmación de Pedro sobre lo bueno que es estar allí, durante la transfiguración, no debe convertirse en pereza espiritual, advierte el Papa: “No podemos quedarnos en el monte y disfrutar solos de la dicha de este encuentro. Jesús mismo nos devuelve al valle, entre nuestros hermanos y a nuestra vida cotidiana”. Porque “rezar nunca es escapar de las dificultades de la vida; la luz de la fe no es para una bella emoción espiritual. No, este no es el mensaje de Jesús”. Todo cristiano está llamado “a vivir el encuentro con Cristo para que, iluminados por su luz, podamos llevarla y hacerla brillar en todas partes. Encender pequeñas luces en el corazón de las personas; ser pequeñas lámparas del Evangelio que lleven un poco de amor y esperanza: ésta es la misión del cristiano”.

Crédito: OMPRESS

Jóvenes en riesgo de perder la fe debido a la pandemia: advierten misioneros
Jóvenes en riesgo de perder la fe debido a la pandemia: advierten misioneros

Agencia Fides

260221

“La pandemia está acabando con la fe de los jóvenes de la parroquia. Son pocos los que participan ahora en la vida de la Iglesia y en los sacramentos”.

Así lo comenta el padre Ulrich Houenahin Kossivi, un sacerdote de la Sociedad para las Misiones Africanas (SMA), natural de Benin, comprometido en la pastoral juvenil de la parroquia de Santa Isabel, en el distrito de Kikolo, un gran suburbio al norte de Luanda, la capital de Angola.

“Nuestro compromiso más urgente ahora es formar un grupo sólido de jóvenes dinámicos, salir al encuentro de esos compañeros que han perdido el camino de la fe, y acercarlos a Jesús”, explica el misionero a la Agencia Fides que, desde octubre de 2019, también es animador vocacional y responsable de la casa de formación SMA, en la que reside actualmente.

El padre Ulrich escribe que el año preparatorio había comenzado bien, con siete seminaristas, tres de ellos de la SMA y cuatro de la diócesis de Caxito, hasta que la pandemia obligó a cambiar de programa. “Las experiencias pastorales han sido limitadas, un elemento importante de formación. Solo en ocasiones los chicos han podido acompañar a los padres de SMA a hacer visitas a los enfermos y han animado las santas misas para los jóvenes de la parroquia.

El 18 de octubre de 2020 se suspendieron las actividades del Seminario y desde entonces estoy ayudando a la parroquia de la Sagrada Familia junto al párroco, el p. Angelo Besenzoni (SMA)”.
El misionero también menciona la situación económica crítica del país: “El hambre ha entrado en muchos hogares, y la frustración se manifiesta en las calles con desfiles y protestas, especialmente entre los jóvenes. Muchos angoleños dicen sin rodeos que no hay más esperanzas de un mañana mejor. A pesar de las muchas quejas y protestas dirigidas al gobierno, las cosas siempre siguen igual. Muchos dicen con tristeza que las cosas van de mal en peor”.

“Mirando hacia atrás en los últimos tres años, puedo decir con seguridad que han sido años de gracia y crecimiento”, concluye el p. Ulrich que fue ordenado sacerdote el 1 de julio de 2017 y enviado en misión a Angola.

Fuente: Agencias Fides

La Cuaresma: tiempo de renovación y esperanza
La Cuaresma: tiempo de renovación y esperanza

Vatican News

240221

La Cuaresma es un tiempo para creer, es decir, para recibir a Dios en nuestras vidas y permitirle que “se instale” con nosotros. Mientras recorremos el camino de la Cuaresma, que nos lleva hacia las celebraciones de la Pascua, recordemos a Aquel que se humilló haciéndose obediente hasta la muerte y hasta una muerte de cruz». Estas palabras que podemos leer en el mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2021, no se refieren sólo a la dimensión memorial del recuerdo, sino que nos invitan a vivir, también en el presente y en la actualidad, un tiempo propicio para renovar la fe, la esperanza y la caridad. Están dirigidas a todos los llamados a “sentirse, en Jesucristo, testigos del tiempo nuevo”.

A lo largo de su Pontificado, Francisco ha ilustrado repetidamente el significado del camino que lleva a la Pascua. “En el tiempo de Cuaresma, dijo el domingo 21 de febrero en el Ángelus, el Espíritu Santo nos impulsa también a nosotros, como a Jesús, a entrar en el desierto. No se trata de un lugar físico, sino de una dimensión existencial en la que hacer silencio”. 

“La Cuaresma, explicó el Papa en su homilía durante la misa del Miércoles de Ceniza celebrada en la Basílica de San Pedro el 17 de febrero, es un viaje que implica toda nuestra vida, todo nuestro ser”. 

“Es un tiempo para verificar los caminos que tomamos, para encontrar el camino que nos lleva de vuelta a casa, para redescubrir el vínculo fundamental con Dios, del cual todo depende. La Cuaresma no es una recolección de florecillas, es discernir hacia dónde se orienta el corazón. Este es el centro de la Cuaresma”.

“La Cuaresma, dijo Francisco en su audiencia general del 26 de febrero de 2020, es un tiempo propicio para dar cabida a la Palabra de Dios. Es el momento de apagar la televisión y abrir la Biblia. Es el momento de desconectar de nuestros teléfonos móviles y conectar con el Evangelio.

Fuente: Vatican News

Combonianos impulsan proyecto para promover la integración social de los jóvenes pigmeos

Fides

220221

“Este proyecto es un trampolín para que los pigmeos se conviertan en sujetos activos de la sociedad en la que viven. Hasta la fecha, hemos construido una universidad donde los estudiantes pueden quedarse por períodos prolongados.
También estamos organizando una serie de jornadas formativas sobre técnicas agrícolas y ganaderas”. Así lo explica a la Agencia Fides el padre Pierre Levati, misionero comboniano, de nacionalidad togolesa, hablando del proyecto escolar que la familia comboniana ha impulsado para ayudar a la población pigmea que vive en la zona de Mungbere, en el noreste del país, para que se integre en el tejido social de este territorio.
El padre Pierre, impulsor de esta iniciativa, dice que “desde la llegada de los primeros misioneros combonianos al Congo, en la década de 1960, el
compromiso con estas personas ha sido desde el principio luchar contra los
prejuicios y lograr que los pigmeos no se vieran obligados a vivir marginados en el bosque. En esta pastoral – observa el misionero – hay muchas dificultades: la primera es cómo identificarlos, porque no es fácil encontrarlos dentro del bosque. La segunda es cómo abordarlos: a menudo nos preguntamos cuál podría ser su reacción frente a un individuo que no
pertenece a su etnia. Otra dificultad es el idioma hablado. Para ello es
necesario encontrar un buen intérprete en cada pueblo”.
Solo en los últimos 20 años -informa el padre Levati-, se ha iniciado un
programa de educación, salud y desarrollo que involucra directamente a los pigmeos. “El porcentaje de matriculación de niños y adolescentes pigmeos en las escuelas es muy bajo, especialmente en la educación secundaria, donde están casi completamente ausentes: la tasa de analfabetismo en todas partes supera el 97% y la de las mujeres ronda el 99%”. “Más allá del hecho de tener que sufrir una actitud discriminatoria -continúa el religioso- otros agravantes en el proceso de abandono escolar son los matrimonios precoces, el alcoholismo y la drogadicción”.
Para hacer frente a esta situación, los Misioneros Combonianos, gracias a la
recaudación de fondos, han construido un internado en el centro de Mungbere que actualmente alberga a unos 110 jóvenes. “Esta estructura -comenta el padre Pierre- aunque fue construida para los niños pigmeos, deja sus puertas abiertas también a los niños bantú, la otra población que puebla para promover la integración entre ellos. Además -continúa- en los pueblos donde se ubican los campamentos de pigmeos, hemos creado escuelas llamadas ‘ORA’ (Observar, Reproducir y Asimilar). Al final del ciclo escolar, todos los estudiantes, antes de ir a la universidad, deben realizar un examen de ingreso”. El proyecto también incluye cursos para el cultivo de campos y la cría de ganado. “Se involucrará especialmente a los jóvenes, con el objetivo de reducir la pobreza, los robos y la deambulación”, explica el padre Levati. “Al final de estos recorridos formativos -concluye- los participantes recibirán herramientas de trabajo para el inicio de sus actividades”.
Agencia Fides.esta zona,

Combonianos impulsan proyecto para promover la integración social de los jóvenes pigmeos
Combonianos impulsan proyecto para promover la integración social de los jóvenes pigmeos

Fides

Hasta la fecha, hemos construido una

universidad donde los estudiantes pueden quedarse por períodos prolongados.

También estamos organizando una serie de jornadas formativas sobre técnicas

agrícolas y ganaderas”. Así lo explica a la Agencia Fides el padre Pierre Levati,

misionero comboniano, de nacionalidad togolesa, hablando del proyecto

escolar que la familia comboniana ha impulsado para ayudar a la población

pigmea que vive en la zona de Mungbere, en el noreste del país, para que se

integre en el tejido social de este territorio.

El padre Pierre, impulsor de esta iniciativa, dice que “desde la llegada de los

primeros misioneros combonianos al Congo, en la década de 1960, el

compromiso con estas personas ha sido desde el principio luchar contra los

prejuicios y lograr que los pigmeos no se vieran obligados a vivir marginados

en el bosque. En esta pastoral – observa el misionero – hay muchas

dificultades: la primera es cómo identificarlos, porque no es fácil encontrarlos

dentro del bosque. La segunda es cómo abordarlos: a menudo nos

preguntamos cuál podría ser su reacción frente a un individuo que no

pertenece a su etnia. Otra dificultad es el idioma hablado. Para ello es

necesario encontrar un buen intérprete en cada pueblo”.

Solo en los últimos 20 años -informa el padre Levati-, se ha iniciado un

programa de educación, salud y desarrollo que involucra directamente a los

pigmeos. “El porcentaje de matriculación de niños y adolescentes pigmeos en

las escuelas es muy bajo, especialmente en la educación secundaria, donde

están casi completamente ausentes: la tasa de analfabetismo en todas partes

supera el 97% y la de las mujeres ronda el 99%”. “Más allá del hecho de tener

que sufrir una actitud discriminatoria -continúa el religioso- otros agravantes en

el proceso de abandono escolar son los matrimonios precoces, el alcoholismo

y la drogadicción”.

Para hacer frente a esta situación, los Misioneros Combonianos, gracias a la

recaudación de fondos, han construido un internado en el centro de Mungbere

que actualmente alberga a unos 110 jóvenes. “Esta estructura -comenta el

padre Pierre- aunque fue construida para los niños pigmeos, deja sus puertas

abiertas también a los niños bantú, la otra población que puebla esta zona,

para promover la integración entre ellos. Además -continúa- en los pueblos

donde se ubican los campamentos de pigmeos, hemos creado escuelas

llamadas 'ORA' (Observar, Reproducir y Asimilar). Al final del ciclo escolar,

todos los estudiantes, antes de ir a la universidad, deben realizar un examen

de ingreso”. El proyecto también incluye cursos para el cultivo de campos y la

cría de ganado. “Se involucrará especialmente a los jóvenes, con el objetivo de

reducir la pobreza, los robos y la deambulación”, explica el padre Levati. “Al

final de estos recorridos formativos -concluye- los participantes recibirán

herramientas de trabajo para el inicio de sus actividades”.

Agencia Fides.

La sonda “Perseverance” llega a Marte con el legado del creador de Radio Vaticano
La sonda “Perseverance” llega a Marte con el legado del creador de Radio Vaticano

vaticanNews

190221

El objetivo es recoger entre treinta y cuarenta muestras de suelo con la esperanza de recuperarlas en una misión posterior a Marte.

La peculiaridad de esta misión es que, junto a la sonda, un pequeño helicóptero, “Ingenuity”, por primera vez intentará volar en la atmósfera de un planeta extraterrestre. “Se trata de un reto principalmente tecnológico”, explica el hermano Bob Macke, astrónomo de la Specola Vaticana. “Ingenuity”, de hecho, “es un pequeño instrumento de menos de dos kilos que, si funciona, será una prueba de la posibilidad de volar en Marte”.

Marconi en Marte

Dentro de esta misión de la NASA a Marte, aparece también el nombre de Guillermo Marconi, creador en 1931 de Radio Vaticano. De hecho, su nombre estará presente en una parte de la memoria informática de “Perseverance”, asociada al Parque Científico Guillermo Marconi de Santa Marinella, un museo situado en las afueras de Roma, que recoge material histórico sobre el inventor Premio Nobel de Física en 1909, quien a menudo participó en las iniciativas de la agencia espacial estadounidense. “Para confirmar nuestra participación, la NASA nos envió una carta acompañada de un pasaje de avión, sólo que en lugar de un avión iremos en el rover Perseverance”, explica el profesor Livio Spinelli, delegado del municipio de Santa Marinella en el Museo Marconi. Es como si Marconi, cuya contribución científica en el estudio de las microondas, también decisiva para la exploración espacial, “viajara a Marte”, subraya además Spinelli. Marconi, recuerda, “en su tiempo hizo experimentos de radio desde la Torre Eiffel en Marte para transmitir y recibir ondas, e incluso esperaba tener una conexión con alguien que pudiera responder a las señales enviadas desde la Tierra”.

El saludo de Elettra Marconi a la NASA

“Me he enterado con placer de que en el rover de la Nasa a Marte figura el nombre de mi padre, Guillermo Marconi, y del Parque Científico de Santa Marinella. Agradezco a la Agencia Espacial Americana”, comentó la hija del gran inventor Elettra en un mensaje en la web del parque. “El capitán Neil Armstrong”, añadió, recordando su encuentro con el gran astronauta, “nos dijo a mi madre y a mí que sin la radio de Marconi nunca hubiéramos ido a la Luna”.

Vatican News

Ir a la barra de herramientas